Posteado por: web 2.0 | 11 marzo 2009

Lindo dia para hacer un asado

LLuvia,  me despierto 6:20 tengo la bici en el patio, corro y la meto adentro. Un poco salpicado, asi como estoy me meto denuevo en la cama, es que todavia me resta una hora de sueño. Linda la sensacion del salpicado y la sabana. Mezcla de calentito y frio.
7:20 ARRIBAAAAAAAAA, a bañarme, afeitarme, y escucho mamaaaaaaaaa, mamaaaaaaaaa. Ana mama no esta, se fue a trabajar. Miro al patio y sigue lloviendo, no hay nada que hacer, h0y la bici se queda en casa.
Nos cambiamos y alla vamos, colectivo, mojado, al jardin la nena, y el papa al subte.
Subte linea A, Rio de Janeiro, a ver si tengo saldo en la monedero, pase usted señor.
Presto a sacar los auriculares ahi la veo, sentada con cara de resignada, y bue, otro dia de trabajo, otro dia en el subte.
Vamos charlando las estaciones, y me cuenta sus extrañas historias, escuchate esta:

Me llaman de la penintenciaria al celu, obvio no atendi dice ella.
A lo que yo mas dormido que despierto le digo, aja, aja, mezcla de entendimiento y bue, segui hablando.
Lo que pasa es que ya una vez nos paso, la llaman a mi hermana, diciendo que tenian secuestrado a uno/a de mis hermanos. Y justo yo me habia olvidado el telefono en la casa de mi otra hermana mayor, pero bue, se avivaron y  me hubicaron; Pero el caso era mi hermano, que no habia forma de ubicarlo,  la cosa es que estuvo todo el fin de en Rosario y no habia forma de ubicarlo. Ni celu, ni fijo, nada no respondia, mi cuñada con el llanto por las rodillas, vamos con la policia hasta ramos y el muy salame sale con cara de dormido diciendo, ehhh, que pasa ?? Todo esto lo dijo ella y yo asintiendo con la cabeza.
Mientras nos acercamos a plaza miserere donde la “gente” entra a presion en el subte, se me ocurren un par de ideas para vender, para las mujeres, vender en la entrada del subte almohadones simulando panza de embarazas, cosa que te dejen el asiento. El tema somos nostros los varones, podria ser un yeso con abrojo por los costados cosa de sacarlo y ponerlo.

Mientras tanto para de llover y llegamos al microcentro, todo mojado, todo feo y todo roto.

DES-haciendo Buenos  Aires, no me digan que no es PRO

Anuncios

Responses

  1. El relato esta basado en hechos reales…cualquier similitud con realidad son pura coincidencia jajajajaja

  2. otra cosita… “mas despierto que dormido”.. pero contaste el relato con una precision asombrosa para alguien que esta dormido… cabe destacar que fuiste la primera persona que me encontraba desde “la llamada” que me dejo bastante asustada… prometo que el proximo viaje en subt.. me quedo calladita…. o por lo menos lo voy a intentar…jajajaj

  3. Qué cosa… yo pensé que era el único que no gustaba de la charla en los transportes públicos… bueno, veo que al loco este tampoco. Cada vez que viajo en colectivo, tren, subte, avión, submarino sulky etc, mi sra. esposa o mi eventual acompañante siente esa imperiosa necesidad de cortar el silencio con palabras -casi siempre banales- y se empeña, además, en no dejarme disfrutar uno de los placeres más gratos del viaje público (excepto el subte): mirar por la ventanilla. Y ahi uno va cavilando sobre tantos temas… su pasado, su presente y futuro; la gente que pasa con su historia; si dejé la llave de gas cerrada; si le dejé comida al gato, en fin, cosas super importantes que te viene a interrumpir ese compañero de viaje, amedrentado por el silencio.
    En fin, tendré que comprarme un auto o un mp3 más potente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: